Thursday, November 17, 2022

Un veterano boricua

Carlor Ortiz viene de una generación de veteranos puertorriqueños que sirvieron en el servicio militar estadounidense. Su padre, quien estuvo en el servicio por solo un año por razones físicas, se dedicó a conducir camiones para la cervecería Anheuser-Busch por alrededor de 25 años en Puerto Rico. Su hijo fue parte del servicio militar por 8 años antes de dedicarse a trabajar de enfermero médico localmente, de acuerdo a Arlene Ortiz, su madre y esposa de Carlos. 
Ella y Carlos han sido pareja desde que estaban en el colegio durante su adolescencia en Puerto Rico y son padres hoy de un hijo y dos hijas, quienes son ya adultos.
Carlos, de 53 años, se enlistó en la armada naval de EEUU después de graduarse del colegio a los 18 años de edad y dedicó 2 décadas de su vida hasta jubilarse en el 2007.
“Yo siempre había querido trabajar en asuntos relacionados a la aviación y la naval me dio la oportunidad de dedicarme a la aviación mecánica”, dijo Carlos, quien empezó su entrenamiento básico en una base militar en Orlando, la cual ya no existe actualmente.
El veterano boricua admite que esos dos meses iniciales en la ciudad del centro de Florida fueron más duros de lo que esperaba, pero le enseñaron la disciplina para ser un militar eficiente en su carrera naval.
A través de su experiencia militar, Carlos tuvo la oportunidad de trabajar en bases militares en los estados de Tennessee y en Virginia para aprender de mantenimiento de aviones antes de que lo enviaran de regreso a desempeñarse en Puerto Rico en la estación naval Roosevelt Roads por varios años. Entre esos años del ‘89 y el ‘91 y los 2000s, la administración naval lo envió a cuatro despliegues militares por varios meses al mediterraneo donde tuvo la oportunidad por primera vez de conocer países en el sur de Europa y el Medio Oriente como Francia y Egipto y siente que le abrió la mente a otra gente y otros mundos además de su propia cultura latina y la americana.
“Fue impresionante. Te das cuenta que hay cosas muy bellas y hay otras clases de problemas en otros lugares como aquí”, dijo Carlos, quien participó en la primera guerra de Irak. “La región del golfo y del medio oriente es una cultura totalmente diferente y por los conflictos, uno no sabe quién es el malo y quien es el bueno y tienes que cuidarte unos con los otros”.
Carlos recalcó, sin embargo, que él nunca tuvo que involucrarse en combate personalmente pues él y sus compañeros estaban en los buques portaaviones la mayoría del tiempo y lejos de la tierra, aunque el riesgo de un ataque marítimo existía, era mínimo por protocolos de alta guardia y defensa.
A pesar de no enfrentar el campo de batalla como las tropas de la infantería, Carlos, quien fue un suboficial de primera clase, reveló que el nivel de estrés y la presión es alto como mecánico y electricista de aviación durante una guerra. El veterano latino señala que si un técnico militar de aviación no arregla un avión o un helicóptero bien, probablemente estaría “matando a tus compañeros”.
“Me acuerdo de un colega que hizo un arreglo de un helicóptero que se estrelló y mató a tres soldados y él no estaba nada bien”, recordó Carlos. “Pero después de una investigación profunda se determinó que había sido un error de la piloto en el vuelo y no del arreglo hecho por mi colega”.
Cuando empezó la segunda guerra de Irak en el 2003, en vez de enviarlo de regreso al golfo pérsico, la armada naval desplegó a Carlos como líder de un equipo a las costas de sudamérica a combatir el narcotráfico en colaboración de la Guardia Costera de EEUU y autoridades de países como Colombia, Panamá y Ecuador.
El puertorriqueno marinero, quien fue trasladado a la estación naval de Jacksonville a principios de los 2000s, se jubiló del servicio militar en el 2007 y ha trabajado de civil desde entonces. Ha ocupado posiciones como gerente de una sucursal de una cadena de supermercados local por unos años y por más de 10 años es uno de los mejores vendedores de autos para la compañía CarMax.
“Extraño la disciplina que hay en el servicio militar comparado con la interacción con los empleados de trabajos regulares”, añadió el veterano boricua, del cambio y transición que ha sentido de regreso a la vida de civil.

-

A version of this story was published in Hola News Newspaper on November 9, 2022.

No comments:

Post a Comment